viernes, 13 de septiembre de 2019

Saraperos de Saltillo cerraron el telón

Los Saraperos de Saltillo cerraron el telón de la temporada 2019 de la Liga Mexicana de Beisbol al ser eliminados por los Toros de Tijuana; un año con balance positivo en lo deportivo al tratarse de un equipo en plena reconstrucción que prometió ser competitivo y cumplió. Para la afición, nada que reprocharle a la Nave Verde.

En el plano ofensivo, el Sarape terminó como el cuarto mejor bateo colectivo de todo el circuito con .309, el segundo mejor en cuadrangulares con 194 (récord de franquicia para una temporada), el cuarto mejor en imparables con mil 297 y el quinto mejor en anotadas con 770; el poder verde se hizo sentir en este 2019.

Mientras que el pitcheo colectivo finalizó séptimo con 5.46 de efectividad, siendo el mejor lugar que ha ocupado el cuerpo de lanzadores saraperos desde el 2007; fue el cuarto equipo que más imparables aceptó con mil 309, y cuarto equipo que menos pasaportes permitió con apenas 369.

FIGURAS
En el rubro individual a la ofensiva, Rainel Rosario fue quien terminó por liderar al equipo durante todo el año, siendo el puntero en porcentaje de bateo con .324, máximo cañonero con 26 y el mejor en producidas con 84, una temporada redonda para “El Proto”.
La revelación, y sin duda la mejor contratación que ha hecho el Sarape en los últimos años, fue la de Juan Pérez, segundo en promedio de bateo del equipo con .322, líder en anotadas con 29, tercero en cuadrangulares con 23, segundo en producidas con 76 y el mejor robador de bases con 30.

La llegada de Henry Urrutia con su .407 de promedio con Saltillo y 26 cuadrangulares, el retorno del “Chato” Vázquez y sus 20 palos de vuelta entera, la actuación defensiva de Ricardo Serrano y Josuan Hernández, fueron otro puntos medulares del equipo en esta campaña que ha concluido.

LOMITA PODEROSA
Lo hecho por Félix Doubront y Jonathan Sánchez en postemporada fue brillante en la rotación abridora, pero el que registró más victorias con Saltillo fue Raúl Zoe Carrillo con 9, además de ser el que más entradas lanzó con 137.0, y el segundo en efectividad con 5.20.

No obstante, Jonathan Sánchez fue el rey del ponche del Sarape con 102, mientras que Félix Doubront fue el mejor en efectividad con 3.84; el Sarape tuvo un cuerpo abridor de respeto, hecho que no se había visto desde hace tiempo.

La dupla conformada por Rafael Martín y Mario Meza se combinó para 27 salvamentos en 31 oportunidades, una seguridad plena para preparar los juegos y cerrarlos de forma efectiva, siendo ellos clave para que el Sarape lograra el pase a postemporada.

Finaliza una campaña que llenó de ilusiones a los aficionados en el Parque Madero, se recobró la esperanza y ahora todo se enfila al 50 aniversario de los Saraperos de Saltillo, donde el objetivo es sencillo, volver a pelear por la Copa Zaachila.